Michael Harner, antropólogo y chamán blanco, que dedicó su vida a acercar la tradición chamánica y su riqueza a la cultura occidental dejó este mundo el 3 de febrero pasado. Durante mi estancia en Estados Unidos tuve el privilegio de conocerle a él y a Angeles Arrien, antropóloga cultural, escritora, educadora, maestra y amiga, cuyo padre era oriundo del mismo pueblo que mi madre. El vínculo que Angeles Arrien compartimos con nuestra cultura vasca nos unió hasta su muerte el 24 de abril de 2014. Yo tuve el honor de ser estudiante de estas dos eminencias en el mundo del conocimiento ancestral y la sabiduría indígena y hoy los quiero honrar por ser referentes en mi experiencia por tierras americanas.
Ambos, autores prolíficos, han dejado su huella en mucha gente y, en estos momentos, somos muchos los que sentimos agradecimiento por la entrega y el legado claro y directo que ambos nos han dejado, al tiempo que una gran pena por la reciente pérdida de Michael Harner, un robusto árbol bajo cuya sombra nos cobijó y nutrió a los que aprendimos de él.
En este vídeo  se les puede ver a los dos disfrutando de su amistad y compartiendo su conocimiento.

https://youtu.be/wfFHiyir674

About the Author -

Doctora en psicología profunda por el Pacifica Graduate Institute de Santa Barbara (California) y docente de la Fundación para estudios Chamánicos de Michael Harner.