Irene goikolea

Mi relación con el chamanismo

Mi primer contacto con la tradición chamánica tuvo lugar en  1989, cuando viajé a Nuevo México, EEUU. Allí tuve el honor de conocer a la tribu Pueblo, quienes me invitaron a sus ceremonias de medicina en un momento en el que estaban cerradas a los occidentales. Participar en estas ceremonias produjo una gran apertura en mí. En ellas, pude experimentar una profunda conexión con el corazón y la sabiduría de la Tierra, así como el encuentro con la memoria ancestral de mi propia cultura vasca.

En 1992, regresé a Nuevo México, donde recibí las bendiciones de los chamanes Pueblo. Después, continué viaje a través de Arizona y México hasta llegar a Perú.

En este país, tuve la oportunidad de participar en las Jornadas de Paz y Dignidad, peregrinaciones organizadas por los pueblos indígenas americanos para promover la paz, la dignidad y la defensa de su legado.

Asimismo, en Cuzco, tomé parte en el décimo Pachacutec, un evento de gran relevancia que los indígenas de América del norte, América del sur y América central celebran cada 500 años. La ceremonia de 1992 conmemoró el final de un período de oscuridad y el comienzo de uno de fraternidad, hermandad y armonía. Aunque me siento vasca y muy arraigada a mi cultura, lengua y tradición, durante aquel encuentro ceremonial, representantes de los indígenas me designaron titular del perdón que concedían a España por el dolor infligido durante la conquista. Con sorpresa, pero consciente del honor que esto suponía, acepté esta responsabilidad y así fui nombrada embajadora de este mensaje de reconciliación en Europa. Por ello, me comprometí a tender un puente entre ambos continentes, invitando a un grupo de hombres medicina americanos al País Vasco para que transmitieran la tradición que con tanto celo habían guardado.

A lo largo de los años venideros, participé y fue instruida en diversas prácticas chamánicas por diferentes chamanes y maestros de diferentes tradiciones indioamericanas.

En 2009 tuve el placer de conocer a Daan van Kanpenhout y su increíble trabajo sobre rituales sistémicos, un nuevo método, creado por él, a partir de explorar diversas combinaciones de aspectos pertenecientes a las constelaciones familiares y elementos del ritual chamánico. Durante tres años me formé con él en este arte, viajando con frecuencia a Alemania.

En el año 2011, motivos profesionales me llevaron a vivir durante cuatro años en California, donde realicé mi postgrado, y posterior doctorado, en psicología  profunda en el Pacifica Graduate Institute de Santa Barbara, California. Durante estos años, tomé contacto con la Fundación de Estudios Chamánicos de Michael Harner (Foundation for Shamanic Studies) donde realicé la formación en áreas como curación chamánica, desposesión chamánica, trabajo chamánico con sueños, consultoría chamánica, adivinación y recuperación de alma, entre otras.

Durante este tiempo, tuve el privilegio de conocer y formarme con personas de la talla del propio Michael Harner, quien ha realizado un esfuerzo ímprobo para legarnos una metodología basada en una experiencia de muchos años, y Alicia Luengas Gates, una de las practicantes de chamanismo transcultural más experimentadas de la FSS, quien con su pasión y dedicación a este arte también me ha enseñado a amar y a valorar esta práctica milenaria. Por ello, le estaré siempre agradecida.

Esta formación me dio la oportunidad de comprobar de qué manera la metodología desarrollada por Michael Harner en el campo del chamanismo transcultural, o “core”-chamanismo, permitía a cualquier persona aprender y practicar, de manera sencilla pero poderosa, una serie de técnicas adecuadas para descubrir sus propios recursos espirituales, transformar sus vidas y ayudar a otros. Ya no era necesario trasladarse a un lugar en la naturaleza o tomar sustancias psicotrópicas. Cualquier persona podía practicar esta metodología chamánica en su propia casa, guiada por el sonido del tambor. La profundidad y riqueza de los viajes que realicé siguiendo este método avivó mi pasión por enseñar y transmitir los principios del chamanismo transcultural, los cuales no están atados a ningún grupo cultural ni a una perspectiva específica.

Desde el año 2014, y ya de regreso a mi tierra, la Fundación FSS me invitó a formar parte de la plantilla de formadores para impartir estas enseñanzas ancestrales principalmente en País Vasco y Navarra. Desde entonces, he comprobado, con mucho gusto, cómo mis estudiantes han tenido experiencias extraordinarias desde las primeras prácticas.

El objetivo de este trabajo y de estos cursos es transmitir y expandir este conocimiento de una manera pragmática y práctica para que cualquiera pueda acceder a ellos y aprovecharlos en su beneficio y en el de la comunidad.

Con este deseo, te animo a asistir a alguno de estos talleres y experimentar en primera persona qué es y cómo pueden aplicarse algunas de estas prácticas chamánicas en nuestra cotidianidad.

Irene Goikolea

Sobre Irene Goikolea

Formación:

Doctora en psicología profunda por el Pacifica Graduate Institute de Santa Barbara (California).

Formación en constelaciones familiares, rituales sistémicos, coaching, PNL, yoga, Hakomi y Reiki, entre otras disciplinas.